Introducción a la Cata de Cervezas

October 4, 2012 2 comments

El próximo viernes 26 de octubre haremos un taller de “Introducción a la Cata de Cervezas” en el local de la Asociación Cultural Guindostán, en el madrileño barrio de La Guindalera (c/ méjico 15) a las 20:30h.

Imagen

Probaremos cervezas buenas y está dirigida principalmente a aquellas personas a las que les gusta la cerveza pero no saben mucho sobre ella y desean aprender un poquito (ingredientes, fabricación, estilos, cata..). Os pondremos un poco piripis y terminaréis bailando encima de la mesa.

Las hacemos en grupos pequeños (para teneros controlados y que no os desmadréis) por lo que al haber pocas plazas os recomendamos que reservéis la vuestra escribiendo a: contacto@lupuloamansalva.com .

De todos modos, aunque se llene el grupo, seguro que la repetiremos más adelante y también haremos otras para los entendidos (catas de estilos concretos, cervezas extremas, etc) que iremos anunciando aquí, en el feisbuk y en tuiter (ahora os toca seguirnos para estar bien informados).

Ah, ¡y se nos olvidaba lo importante! El precio: 15€ para los socios de Guindostán (una asociación muy molona que se ha creado recientemente en nuestro barrio) y 20€ para el resto de los mortales.

Probaremos 7 cervecicas de estilos diferentes, y la duración aproximada será de 2h o así.

Os esperamos pues, viernes 26 a las 20.30h en c/Méjico 15 y debéis reservar en contacto@lupuloamansalva.com

Advertisements
Categories: Uncategorized Tags: ,

SnoWhite, EPA y mermeladas: Novedades de Domus

No queríamos cerrar este veranito sin traer las novedades que se han marcado nuestros buenos compadres de Domus. Hemos dicho más de una vez que son nuestros predilectos, porque estamos mano a mano con ellos desde el principio, son gente majísima y además hacen buena cerveza, con mucho cuidado y siempre con muchas ganas de mejorar y aprender. Desde que les conocemos están buscando nuevas vueltas de tuerca a sus cervezas. Con las que ya tienen han evolucionado y con las nuevas han ideado grandes cosas.

Ahora traemos unas cuantas cosas nuevas que esperemos que os gusten:

Domus Europa

Una pale ale en la que todos sus ingredientes son europeos. Ante la “crisis del lúpulo americano” (se va haciendo complicado conseguir determinados lúpulos del otro lado del charco), imaginación y un gran producto

SnoWhite

En colaboración con Señor Bu (y así de paso ya tenemos algo de Señor Bu en la tienda), esta wit de lo más peculiar. El toque de la cerveza es que lleva manzanilla, le da una vuelta al estilo con mucha sutileza y el resultado es sorprendente. Fue una de las sorpresas de la pasada feria de Noblejas.

Mermeladas

Y para acabar, mermelada de Domus Summa, en dos formatos. Esto de las mermeladas lo empezó la gente de Yria si no recordamos mal y salen cosas muy buenas. Para tomar con foie, tal vez esté muy visto pero el resultado es espectacular

¿Cerveza en restaurantes?

August 6, 2012 6 comments

El otro día, por motivo de una celebración familiar, fuimos a uno de los sitios mejor considerados en Madrid para ir de raciones: La Taberna Laredo, en la C/Doctor Castelo.

Este sitio ganó fama por su buen hacer, comenzaron en un local pequeño en la C/Doctor Esquerdo y si no conozco mal la historia, tuvo dos pilares sobre los que apoyarse: 1)Su excelente cocina, basada en la cocina tradicional castellana pero con un toque personal y una selección de ingredientes de alta calidad no negociable 2)Su extenso conocimiento vinícola, con una cantidad de referencias extraordinaria para un sitio tan pequeño y una capacidad de asesoramiento muy valorada por su clientela.

Bien, el local en cuestión fue creciendo, de Doctor Esquerdo pasó a otra ubicación mayor y de ahí a la que fuimos, mayor aún.

La verdad es que comimos bien y disfrutamos de la calidad, pero nos llamó la atención el apartado cervecero. Mientras esperábamos en barra pudimos ver varias referencias por ahí expuestas: La Virgen, Cibeles y Sagra. Además vimos como tenían una instalación enorme para todos los vinos que tienen y un carrito de destilados que quitaba el hipo. Nuestra conexión mental se basó en un silogismo fallido, pensamos: con todo el conocimiento que tienen de vinos y de destilados, seguro que también se han preocupado por conocer sus cervezas.

Así que preguntamos por las cervezas y ahí vino el chasco: ni pajolera idea. De las marcas que tenían, sólo tenían la variedad más parecida a la lager rubia, además junto a esas tres mencionaban la Pilsner Urquell, la Heineken y “una novedad desde Marruecos”, la Casablanca.  El proceso de descubrimiento no fue complicado , preguntamos por las cervezas, dijeron “Cibeles”, preguntamos “¿qué Cibeles tenéis?” , respuesta “pues la Cibeles, la que hacen en Madrid”, y nosotros “ya, ya, pero de todas las variedades de Cibeles, ¿cuál?”, “ah pues… la normal”. Indagamos por la Sagra Roja pero ya llegó un momento en el que no procedía seguir haciendo sangre, sobretodo por no poner en aprietos a la persona que nos atendía (que era uno de los Hermanos Laredo, el que hace la genial selección de vinos) y por no dar la brasa a la familia con la situación, acabaron cayendo Sagra Premium y Virgen Lager, que sin duda era mejor que Heineken o Casablanca.

El caso es el siguiente, tenemos la teoría de que para que nuestra cultura cervecera [somos de la opinión de que en Castilla SÍ tenemos cultura cervecera, otra cosa es que esta sea limitada] aumente hay dos pasos necesarios. Un paso es el de aumentar conocimientos, el de la formación en la materia, abrir la mente a otros tipos de cerveza. Otro paso es el de hacer las variedades de cerveza algo natural dentro de nuestras costumbres, no se trataría tanto de que sea una moda pasajera tipo la del gin-tonic, tampoco cerrarse sólo en las cervecerías especializadas con decoración al uso (belga/irlandés/alemán) o más de tipo moderno, el paso fundamental pasaría por algo tan simple (y tan complicado) como que en el bar de tapas al que vamos tengan una cierta variedad y en los restaurantes con extensas cartas de vinos, destilados, aguas, aceites, también tengan cervezas.

No se trataba aquí de poner en aprietos al Hermano Laredo en cuestión, simplemente hicimos nuestra conexión, en nuestra lógica un tipo que tiene tanto conocimiento de bebidas le habría dado una oportunidad a las cervezas, por lo menos para conocer un poco de lo que tiene. Entendemos que hablo de una de las personas con más conocimiento de vinos de Madrid, así que pensamos que se habría tomado la molestia no en especializarse en cervezas pero sí en conocer lo que tiene en su propio local.

El fenómeno que estamos observando es el siguiente: salen determinadas cervezas nuevas, se ofrecen a restaurantes, bares, salen en prensa, cosa que nos ilusiona. Pero la cadena de transmisión falla al llegar a los  bares/restaurantes, ¿por qué? Porque los bares/restaurantes, al carecer de formación, responden más a una moda o al afán de tener algo novedoso, pero el tratamiento que dan a la cerveza que compran es el que dan a un tercio de la sempiterna (y tan querida por nosotros) Mahou. Esto es, cerveza, lo menos extrema posible (sabores para todos los públicos), lo más fría posible, tercio helado, para coger del cuello. Es evidente que esta fórmula acaba haciendo aguas porque al ponerla “a saco” sin formación ni interés, en igualdad de tratamiento con el tercio habitual, acaba sufriendo dos golpes: 1) El precio es superior al del tercio habitual, cosa que descubre la persona que la pide porque ve un modesto cartel colocado en el establecimiento y 2)La clásica “es que la gente no la pide”.

Está claro que no es obligación de los taberneros de nuestra Villa tener estas cervezas. Es su elección particular, puedes tener 400 referencias de excelentes vinos bien seleccionados o puedes tener cuatro vinos de mesa peleones. Puedes orientar a tus clientes sobre el vino que mejor va con su plato y sugerir cosas sorprendentes o puedes limitarte a decir “pues el vino que tengo es… tinto” y sacar una frasca de cristal a pelo. Puedes tener una selección de destilados del copón y recomendar la mejor ginebra con la mejor tónica o puedes poner un vaso de tubo cargado de Larios e ir rellenándolo con una botella de Tónica de litro que tienes en la barra y que abres y cierras cada vez que sirves un copazo nuevo. Siguiendo con los gin-tonic, puedes tener 70 tónicas y conocerlas al dedillo o puedes sumarte a la moda de las ginebras y comprarlas al tuntún para tener más que nadie.  Al fin y al cabo es elección del hostelero elegir lo que tiene, elegir lo que ofrece, conocer lo que tiene y elegir informar o no informar a sus clientes. El asunto es que con la cerveza, en general, lo que vemos no deja de ser un “como esta cerveza ha salido en los periódicos, la compro aunque no tenga ni idea, ya la pedirán”.

Lo que hacen ahora, comprar cervezas simplemente por tener algo nuevo pero no preocuparse por como es la cerveza que tienen, es lo mismo que nada. Algo que pasará. Para que la cerveza se implante un poco gastronómicamente pensamos que hay dos pasos que pueden darse:

1.- Por parte del elaborador, al vender la cerveza, tal vez ofrecer al restaurante o taberna un mínimo asesoramiento. Es una preocupación extra, a veces no hacen ni caso. Cuando distribuíamos la Domus y otras ofrecíamos esto y a los hosteleros les parecía un engorro perder el tiempo formándose.

2.- Por parte del hostelero, hacer un esfuerzo por formarse en el producto que ha adquirido y otro esfuerzo por darle salida orientando a sus clientes. No es obligatorio, claro, pero sin duda es profesional. Al fin y al cabo, una persona que es capaz de conocer 500 vinos y ofrecer el más adecuado para cada cliente, una persona que es capaz de conocer 70 ginebras y 30 rones y ofrecer la más adecuada para cada cliente, puede ser capaz de hacer lo mismo con cerveza o con cualquier producto que se proponga, todo es ponerse.

En Taberna Laredo comí un arroz con setas, habría ido fenomenal con una Virgen Jamonera (que por cierto la tenían en la estantería pero la camarera no la conocía y sacaba la Lager), con una Sagra Roja o con una Cibeles Castaña, cervezas que tampoco es que sean las más extremas y extravagantes. Todo es ponerse.

¡Estuvimos en Noblejas!

July 23, 2012 5 comments

Aunque ya fue hace una semana, más vale tarde que nunca.

La gente de Guinea Pigs organizó en Noblejas un festival y para nosotros siempre es buena noticia que empiecen a moverse cosas en Castilla. Tuvimos en la Casa de Campo la Feria de Alimentos y Cervezas Artesanas de Madrid y después nos llega esta convocatoria. Nos llena de orgullo y satisfacción, como al cazador de elefantes número 1 del país, que se muevan cosas por estos lares.

Ernesto nos contactó para avisarnos y nos ofreció participar activamente con un puesto pero la verdad es que no nos vimos con fuerzas para la logística por motivos que no vienen al caso pero sí que queríamos ir al menos un día y disfrutarlo, además de difundirlo por el facebook y el twitter.

Así que allí nos plantamos, secuestrando a un par de amigos para que nos ayudasen a trabajar un poco.

La feria se celebraba en la Plaza Mayor de Noblejas. Que resultó ser una Plaza Mayor nueva, fruto del spanish pelotazo, una magna obra en la Mesa de Ocaña, de los tiempos del dinero de la construcción. El lugar tenía un inconveniente que creo que fue el principal inconveniente que todo el mundo observó, seguramente el único inconveniente que podemos señalar del evento: una plaza de piedra en la que pegaba un sol de justicia criminal. Los puestos de los cerveceros estaban en el centro de la plaza y sólo había sombra en los soportales, por lo que lo que la dinámica habitual era la de comprar cervezas e irse a beberselas a los soportales/arcos.

Como decimos, ese fue el principal inconveniente, que tuvo solución con el avance de la jornada y la aparición de la oscuridad.

El funcionamiento del festival: un vaso oficial a 2€ (o a 5€ con mermelada de cerveza e Yria edición especial), sin moneda de festival (cosa que a nosotros no nos preocupa, hay gente que lo prefiere, para gustos…), los cerveceros ponían sus precios y nada, a consumir. Los cerveceros se tiraron bastante el pisto con precios muy ajustados, cosa muy de agradecer para la economía familiar. Había cuatro puntos de agua para limpiar los vasos, muy bien situados, que facilitaban mucho la tarea.

 

 

 

Además de los puestos, había un par de catas organizadas. La  La Secretaria de Agit-Prop acudió a la de “petroleos de aquí” quedando muy satisfecha, también hubo catas musicales y los compañeros de Tierra de Cerveza organizaron una actividad consistente en probar tres cervezas a ciegas para que la gente indicase qué les sugerían.

 

Había buen ambientillo musical, si no me equivoco sonaron un par de temas de La Polla Records y esto sin duda ninguna es algo que demuestra un gusto exquisito. Soziedad Alkohólika (muy propios) también sonaron, así que el apartado musical, de aplauso.

El tema comida, quedaba más o menos solucionado con la presencia de varios bares en la propia plaza además de una tienda de alimentación, tal vez se podían buscar fórmulas para años venideros para que todo quede más integrado pero en cualquier caso había comida. Avisamos de que el bar del Centro Social Polivalente nos pareció un fucking disaster del caos, teniendo en cuenta que prácticamente todo lo que ponían era congelado, tardar 90 minutos en servir era digno de record. Pero de esto obviamente no tiene culpa alguna la organización del festival, sino el Ayuntamiento de Noblejas o quien tenga el control, aquí de paso lo añadimos porque sabemos que la gente de Noblejas es muy lectora de este espacio.

 

Y sobre las cervezas: había muchas, quisimos probar el máximo, nos tomamos nuestro trabajo con demasiado celo, por lo que pasó lo inevitable, acabamos cantando cánticos de corte folklórico/bolchevique/independentista/carlista/punk y demás barbaridades que se nos ocurrían, producto de la alegría universal de estar allí, causando la típica situación esperpéntica.  Así somos.

Pero bueno, esto vino bien porque conocimos nueva y buena gente. A parte de nuestros conocidos y amigos de Domus, Yria, Guinea Pigs y Cibeles, varias cervezas que nos parecieron dignas de mención, citando de memoria: Alean y Laugar (ojo a ambas marcas, unos del Escorial y otros del País Vasco, dando sus primeros pasos y de momento homebrewers), Gluc (Marina del Patio Maravillas, una brewmistress muy buena que hace una bitter muy buena), Icue, la Snow White de Domus y Señor Bu (una wit con manzanilla), Son, Pirata, la IPA inglesa de La Llave de San Pedro, la cerveza de Caelia a medio camino entre stout y brown ale… en fin, unas cuantas que probamos que nos llamaron la atención, más las que nos dejamos en el tintero pero que seguro que probamos también.  No probamos La Funesta porque no tenía puesto pero conocimos a sus creadores, con los que coincidimos muchas veces y nos dedicamos a decir chorradas diversas, gente maja, brindamos con ellos, al igual que la gente de Oh Cerveza y con Álvaro, el compa que impartió la cata de petroleos de aquí y el cuál sufrió parte de nuestros cánticos de manifestación (no se nos puede dejar sueltos). Al hilo de esta enumeración de memoria, otra cosa que se mencionó fue que habría estado bien contar con una guía de cervezas, desde luego a nosotros para recordar todas de memoria nos habría venido fenomenal.

El balance que hacemos de la Feria es positivo, con muchas cervezas nuevas y buena organización. Las cosas negativas tienen fácil solución, el tema sombra durante el día con un toldo grande se puede arreglar y el tema de la guía, con una fotocopiadora a mano todo es factible. El resto, positivo y bueno, como procede.

Desde aquí agradecer a los organizadores su iniciativa y esperamos volver el año próximo

 

Categories: Uncategorized

#MCV2012 Voramar y Barley Wine: del ska tropical al oi más bestia para este verano

Amiguitos y amiguitas, tenemos dos novedades en la tienda para este verano. Y justo coincide con la iniciativa del Blog Birraire sobre cervezas del verano, así que aprovechamos para participar y de paso comentarlas.

La primera categoría que se propone es LL (La Local). Aquí no se nos caen los anillos en escoger la Spigha Voramar, una Blond Ale refrescante. Ya llevamos un tiempo trabajando con Spigha, sus cervezas nos satisfacen mucho y en cuanto probamos su novedad, la Voramar, en la pasada feria de Cerveza de Madrid no dudamos en meterla en la tienda para ponerla a vuestra disposición. Verdaderamente una cerveza para poder disfrutar y tener en la nevera en plan refrescante. Otra cerveza a la que le estamos dando fino en el Comité del Lúpulo es la Cibeles Light X-Files, que creo que ya comentamos y que está cayendo a lo salvaje. Y la Domus Aurea, otra idonea para el verano, hemos dicho tres pero es que está dificil escoger. Pero vaya, la escogida es Spigha Voramar.

La segunda categoría propuesta es DS (De Super) y aunque es una cerveza que nosotros no vendemos, debemos comentar que la Carrefour 1516 nos sorprendió. Sigue sin ser la releche, pero está mejor que casi todas las marcas comerciales locales. Y bueno, somos de Madrid y la Mahou está siempre presente en nuestra vida, visitamos las tabernas con asiduidad y tomamos cañas de Mahou con su tapita, por la praxis está siendo la cerveza de este verano y de todos los anteriores.

La tercera categoría es ?? (birra incógnita) y aquí vamos a jugar al contraste con lo nuevo de Cibeles, la Barley Wine, una caña burra que te sube la temperatura en verano y que recuerda a un Pedro Ximenez. Tal vez no apetezca mucho con las temperaturas que estamos sufriendo pero bueno, pensad que los bereber toman te caliente en pleno verano.

PREMIO II CONCURSO DE FOTOGRAFÍA DE CERVEZA LUPULOAMANSALVA.COM

July 9, 2012 1 comment

Bueno, como hemos anunciado publicamos el premio a nuestro II Concurso de Fotografía de Cerveza.

Lo primero queríamos dar las gracias a todos los participantes, pues este año cambiábamos el método ya que la fotografía ganadora era elegida entre las 10 FOTOS MÁS VOTADAS POR VOSOTR@S. 

Os ponemos las 10 imágenes más votadas, por orden de votos, y al final del post aparecerá la fotografía ganadora:

1. Birrasana, Festival de la cerveza artesana de Blanes.

Autora: Judith Bautista Gómez  –  Votos: 64

Imagen

2. La Estrella de las grandes ocasiones

Autor: Javier Pérez Lozano  – Votos: 59

Imagen

3. Vaso de Anchor

Autor: Andrés Gómez Herrero    – Votos: 44

Imagen

4. Inuit 

Autor: Fernando Saura  – Votos: 39

Imagen

5. Copenhagen Beer Celebration ’12

Autora: Anna Cufí  – Votos: 36Imagen

6. ¿A quien no le apetece una cerveza con este calor?

Autora: Anabel Gómez Martínez  –  Votos: 35

Imagen

7. Nacimiento y Adoración…

Autor: Luis Miguel Fernández Martín-Blas  –  Votos: 34

Imagen

8. Camioneta cervecera en Kraków

Autor: Adrian Fante  –  Votos: 32

Imagen

9. A croar!

Autor: Elgato Que Bebía Cerveza – Votos: 31

Imagen

10. Chin-chin1

Autora: Sandra Espada Munté

Imagen

Y tachán tachán….

¡El Comité del Lúpulo ha decidido! LA FOTOGRAFÍA GANADORA ES:

Imagen

“Este Inuit de Groenlandia vive en Copenhague donde encontró la felicidad y la guarda celosamente entre sus manos.” Autor: Fernando Saura

Pues enhorabuena al ganador, Fernando Saura. 

Muchas gracias a todos por participar, ¡el año que viene más y mejor!

Salud y cerveza, y fotografía 🙂

Dougall’s

Llevamos cierto pifostio mental con la tienda porque nos debatimos siempre entre reponer cosas que teníamos, meter novedades, dejar caer unas y meter otras nuevas y todo eso. Ya dijimos que todo el catálogo estaba en evaluación total y sobre más de una y más de dos cervezas ha caído nuestra ira.

Al mismo tiempo queremos tener de todo, pero de repente se te acaban varias y resulta que te surge la oportunidad de meter las Dougall’s y ¿quién no metería las Dougall’s habiéndolas probado?

Qué cervezas señores, no exageramos sí decimos que son cosa fina de buenas que están. Y a una relación calidad-precio muy muy complicada de mejorar.

Si no lo sabiáis, que creo que sí, Dougall’s son las cervezas que hace un inglés, Andrew, en Cantabria. Como no encontraba buena cerveza, decidió empezar él a fabricarla. Su evolución ha sido increíble, la primera vez que la probamos nos pareció ni fú ni fá, pero ha mejorado, mejorado y mejorado cada vez más.

Sus tres variedades merecen todo nuestro respeto. La 942, una pale ale lupulizada muy bebible. La Leyenta, una bitter fuerte y la Tres Mares, una Brown Ale que quita el sentido. En el plano brown ale, de lo mejor que hemos tomado a este lado del Manzanares.

Todo elogio para estas cervezas es poco, las podéis encontrar aquí y ya nos diréis.

Categories: Uncategorized